Ortorexia

dietamilagroLa ortorexia u ortorexia nerviosa, es una obsesión enfermiza con el consumo de alimentos saludables. Con el afán de bajar de peso, algunas personas llegan a obsesionarse con la comida sana, basando su alimentación en un control exhaustivo y estricto de cada uno de los productos que consumen, hasta volverse enfermizo y descontrolado.

ortorexia (1)Este trastorno “Se detecta fácilmente porque comienzan a limitar la alimentación, evitando la ingesta de carnes rojas, huevos, azucares, lácteos y grasas; para ellos, los productos que contienen conservantes y aditivos alimentarios pueden ser peligrosos, suelen padecer deseos incontrolables de comer cuando están ansiosos, emocionados o felices”,  según explica la psicóloga Martha Echegaray. Además añade “Los medios

de comunicación tienen una responsabilidad en este sentido por los anuncios publicitarios y toda la información que suelen emitir en base a la buena alimentación, y que puede ser mal interpretada  por las personas con tendencia a padecer de este tipo de trastornos”.

original_obsesion_comer_sano

Un ortoréxico nunca aprende a comer de forma natura, ya que pierde la capacidad de comer intuitivamente. Es decir, ya no comen cuando tienen hambre, y no son capaces de percibir la cantidad de comida necesario, o cuando están llenos.

Varias investigaciones recientes, parecen encontrar una conexión entre las causas de la ortorexia, y el trastorno obsesivo compulsivo. Ya que los pacientes ortoréxicos presentan una obsesión compulsiva con la comida sana, lo que hace creer a los investigadores que existe una conexión entre la ortorexia y un trastorno psicológico más profundo. Sin embargo, al igual que la anorexia, estos síntomas obsesivos compulsivos pueden ser un efecto de la inanición en lugar de una causa del trastorno.

ortorexia_enfermedad_3

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la ortorexia afecta, hoy en día, al 28 por ciento de la población de los países occidentales, este problema afecta principalmente a jóvenes deportistas, adolescentes y mujeres que se preocupan mucho por su apariencia y la aceptación que puedan conseguir de los demás.

Los investigadores creen que la base del desarrollo de esta enfermedad, la encontramos en el inmenso bombardeo de los medios sobre que alimentos son “buenos” y que alimentos son “malos”, y en la mala interpretación de estos mensajes.

ortorexia

En cuanto a las consecuencias de la ortorexia, según ha explicado Rubén Bravo, el nutricionista y naturópata del Instituto Médico de la Obesidad (IMEO), en declaraciones a Europa Press, “su prevalencia podría ir en aumento en los próximos años, ya que la sociedad actual tiende a los extremos y las personas o se cuidan en exceso o no se cuidan nada  y tienden a la autodestrucción con la comida como ocurre con la obesidad”. Además añade, “En el ámbito psicológico, los ortoréxicos suelen presentar niveles altos de dopamina y niveles bajos de serotonina, lo que hace que tengan un exceso de euforia combinado con niveles de ansiedad altos, mientras que a nivel fisiológico puede suceder tanto que presenten un exceso como que sufran un

20755

 déficit de vitaminas.”.

Además, estos trastornos alimenticios vienen acompañados de sentimientos de tristeza, culpa, rechazo social, dificultades en las relaciones con amigos, familia o futuras parejas, dificultades laborales, incluso autolesiones o ideas suicidas. A nivel físico, puede causar anemias, desnutrición, osteoporosis, hipovitaminosis (deficiencias que se deben a una falta de suplementos vitamínicos, es decir, carencia de una o más vitaminas) e incluso llevar a  la muerte por inanición.

Por lo tanto es muy importante poner en marcha un tratamiento psicológico multidisciplinado, y un tratamiento médico específico, al igual que con el resto de trastornos de la conducta alimentaria.

4105564859_c3b0cd50e7

Recursos: