Se cura una anorexia grave mediante una cirugía innovadora

Curada-anorexia-mediante-cirugia-innovadora_MDSIMA20130327_0015_10Kim Rollins convivió con una extrema anorexia desde los 15 años, llegando incluso a pesar 31 kilos. Tras veinte años con este trastorno alimenticio, dos infartos y un ataque al corazón, la familia de Kim había perdido la esperanza de una recuperación.

Sin embargo Rollins quería curarse como fuera, llegando a intentar todo tipo de tratamientos, para que su alimentación fuera como la de una persona sana. Por ello, un grupo de médicos comenzó a trabajar con ella en un método pionero llamado “Estimulación Científica del cerebro”, con el que se pretende reforzar los pensamientos positivos con respecto a la comida, según afirma el Daily Mail.

Este tratamiento consiste en una cirugía innovadora, en la que se implanta en el cerebro un dispositivo similar a un marcapasos. Durante esta intervención los pacientes están despiertos, y se les implantan electrodos que estimulan partes específicas del cerebro, que están involucradas en la emoción. Tras la intervención se obtienen notables mejorías en el estado de ánimo y la ansiedad del paciente.

En declaraciones al Daily Mail, Rollins afirmó: “Tenia terror por la intervención, pero tenía más miedo de morir por la anorexia. Cuando los expertos me hicieron algunas preguntas sobre comida y respondí positivamente, eso indicaba que los electrodos estaban situados en el lugar correcto”.

Su operación se llevó a cabo en enero de 2012, y a día de hoy la canadiense Kim Collins disfruta de una alimentación completa y de buena salud, afirmando: “Antes, el solo pensamiento de comer chocolate me ponía mala. Ahora puedo comer ese tipo de cosas sin sentirme culpable y lo disfruto”.

Recursos: